Pruebas físicas mujeres Guardia Civil 

Pruebas físicas mujeres Guardia Civil

En este artículo te explicamos en qué consisten las pruebas físicas para mujeres en la Guardia Civil. Como verás, no existen grandes diferencias con las de los aspirantes hombres.

 

¿Son distintas las pruebas físicas para mujeres en la Guardia Civil?

En realidad, el contenido de las pruebas físicas de la Guardia Civil es exactamente el mismo para mujeres y para hombres.

A diferencia de las oposiciones de la Policía Nacional, donde sí existe algún ejercicio distinto (dominadas vs. aguante de posición, por ejemplo), en la Benemérita la única diferencia reside en las marcas exigidas. Así, los tiempos máximos permitidos son unos segundos mayores en el caso de las mujeres, y el número de flexiones requeridas es algo más reducido.

 

¿Necesitas ayuda para aprobar las oposiciones?
Somos expertos en aprobar oposiciones

Pruebas físicas mujeres Guardia Civil: contenido

Si consultamos las bases de la última convocatoria, podemos ver que las pruebas físicas para mujeres de la Guardia Civil son las cuatro siguientes:

  1. Prueba de velocidad (en la distancia de 50 metros).
  2. Prueba de resistencia muscular (1.000 metros).
  3. Prueba extensora de brazos (flexiones o push-ups).
  4. Prueba de natación (50 metros).

A continuación analizamos con detalle cada una de estas pruebas.

 

  1. Prueba de velocidad

Este primer ejercicio consiste en una carrera de 50 metros en pista con posición de salida en pie. La marca exigida para las aspirantes mujeres debe ser igual o inferior a 9,40 segundos (en el caso de los hombres, se requiere no superar los 8,30 segundos).

En esta prueba se permiten dos intentos espaciados para permitir la recuperación del opositor.

 

  1. Prueba de resistencia muscular

Esta prueba consiste en una carrera de 1.000 metros en pista. La salida se realizará en pie desde una línea curva por carril libre, situándose los aspirantes detrás de la línea, uno al lado del otro.

Para esta prueba física de Guardia Civil, las mujeres deben cubrir la distancia en un tiempo no superior a 4 minutos y 50 segundos (en el caso de los hombres, la marca máxima será de 4 minutos y 10 segundos). En ambos casos, se dispone de un único intento.

 

  1. Prueba extensora de brazos

Este ejercicio debe realizarse situándose el aspirante en posición de decúbito prono (boca abajo). Colocará las palmas de las manos en la posición más cómoda manteniendo los brazos perpendiculares al suelo y a la anchura de los hombros.

Desde esa posición, debe realizar una extensión de brazos completa comenzando el ejercicio desde esa posición. Se contabilizará como efectuada una extensión cuando se toque con la barbilla en el suelo y se vuelva a la posición de partida, manteniendo en todo momento cabeza, hombros, espalda y piernas en prolongación.

Tal y como indican las bases, no será válida la extensión de los brazos que no sea simultánea o en la que se apoye en el suelo alguna parte del cuerpo distinta de la barbilla, la punta de los pies y las manos.

En esta prueba física de Guardia Civil, las mujeres deben realizar al menos catorce extensiones (que ascienden a dieciocho en el caso de los hombres).

En esta prueba se permite un descanso y, además, tienes la posibilidad de realizar dos intentos espaciados, de modo que puedas tener tiempo de recuperarte.

 

  1. Prueba de natación

Este ejercicio consiste en realizar un recorrido de 50 metros en piscina.

Tal y como indican las bases, la mecánica del ejercicio será la siguiente: situada la aspirante en pie, al borde de la piscina, se lanzará al agua y efectuará el recorrido con estilo libre y sin apoyo. Se dispone de un único intento para realizar la prueba.

El tiempo empleado no podrá ser superior a 75 segundos para las mujeres (70 segundos en el caso de los hombres).

 

Cómo preparar las pruebas físicas de mujeres para la Guardia Civil

Si quieres superar las pruebas físicas de mujeres de la Guardia Civil, es recomendable que tengas en cuenta los siguientes consejos:

  • Empieza tu entrenamiento con suficiente antelación. La preparación física es un proceso que requiere un cierto tiempo de adaptación y de mejora progresiva, sobre todo si no haces deporte de forma habitual.
  • Asegúrate de utilizar la técnica adecuada para cada ejercicio. De este modo prevendrás posibles lesiones, podrás conseguir mejores marcas y evitarás una eventual descalificación en el examen.
  • Si es necesario, busca asesoramiento profesional, especialmente en los primeros días de entrenamiento y para comprender la técnica básica de cada prueba.
  • No intentes ir demasiado rápido. Los entrenamientos deben siempre ser progresivos. Al principio, se tratará más de mejorar tu forma física general y empezar a adquirir la técnica básica de la carrera, natación, etc. Posteriormente ya podrás ir mejorando tus marcas poco a poco para llegar en un estado óptimo a la oposición. Sin embargo, si te saltas etapas o intentas avanzar de forma precipitada, corres el riesgo de lesionarte y no poder presentarte a los exámenes.

 

 

En definitiva, las pruebas físicas de mujeres para la Guardia Civil son exactamente las mismas que las de los aspirantes hombres. La única diferencia, como hemos visto, son las marcas exigidas. Con un buen entrenamiento, constante y progresivo, seguro que logras superarlas sin mayor problema.

Guía ¿Cómo superar las oposiciones?¿Cómo superar las oposiciones?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Te asesoramos gratis. Somos expertos en aprobar oposiciones
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información
  • Pide información sin compromiso en Academia MasterD
  • Por favor, escribe un número entre 10 y 90.
  • País de nacimiento
  • País de residencia