Pruebas Físicas Guardia Civil 2019 

Pruebas Físicas Guardia Civil 2019

¿Sabes en qué consisten las pruebas físicas de la Guardia Civil? En este artículo te lo explicamos en detalle, ofreciéndote además algunos consejos para que puedas conseguir mejores resultados en esta fase de la oposición.

 

Pruebas físicas Guardia Civil: normativa y desarrollo

La regulación detallada de las pruebas físicas de la Guardia Civil se contiene en las bases de la correspondiente convocatoria del proceso selectivo.

De este modo, si consultas la más reciente (BOE del 15 de mayo de 2019), verás que la estructura del proceso selectivo es la siguiente:

  • Prueba de conocimientos teóricos o teórico – prácticos, que se divide en las tres partes siguientes:
    • Conocimientos generales.
    • Ortografía.
    • Lengua inglesa.
  • Prueba psicotécnica, dividida también en dos bloques:
    • Aptitudes intelectuales.
    • Perfil de personalidad.
  • Prueba de aptitud psicofísica, que se estructura en las siguientes partes:
    • Prueba de aptitud física.
    • Entrevista personal.
    • Reconocimiento médico.

Por tanto, las pruebas físicas de la Guardia Civil se ubican en el tercer bloque de exámenes. Sin embargo, la propia convocatoria señala expresamente que “las pruebas selectivas se desarrollarán en el orden que determine el Tribunal de Selección”.

Puedes también mantenerte informado de estas oposiciones en la página de empleo de la Guardia Civil.

 

¿Necesitas ayuda para prepararte?
Pide información gratis y sin compromiso

Estructura de las pruebas físicas de la Guardia Civil

Las pruebas físicas de la Guardia Civil se componen de cuatro ejercicios diferentes, a realizar en el orden que señale el Tribunal:

  • Prueba de velocidad.
  • Prueba de resistencia muscular.
  • Prueba extensora de brazos.
  • Prueba de natación.

En los siguientes apartados analizamos detalladamente cada uno de estos ejercicios.

 

Desarrollo de las pruebas físicas de Guardia Civil: prueba de velocidad

Este primer ejercicio de las pruebas físicas de la oposición de Guardia Civil consiste en una carrera de 50 metros en pista con salida en pie. Dispones de dos intentos para realizarla y, eventualmente, mejorar tu marca.

En todo caso, para superar esta prueba, deben completarse los 50 metros en un tiempo no superior a 8,30 segundos para hombres y a 9,40 segundos para mujeres.

 

Pruebas físicas Guardia Civil: prueba de resistencia muscular

Este ejercicio de las pruebas físicas de Guardia Civil consiste en una carrera de 1.000 metros en pista, con salida en pie desde una línea curva por carril libre. Para superar esta prueba, debe cubrirse esta distancia en un tiempo no superior a 4 minutos 10 segundos para hombres y a 4 minutos 50 segundos para mujeres.

A diferencia del ejercicio anterior, en esta prueba solo dispondrás de un intento.

 

Pruebas físicas de la Guardia Civil: prueba extensora de brazos

Para realizar este ejercicio de las pruebas físicas de la Guardia Civil, deberás partir de la posición de decúbito prono (es decir, acostado boca abajo).

Desde esa posición, debes colocar las palmas de las manos en la posición que te resulte más cómoda, con los brazos perpendiculares al suelo y a una anchura equivalente a la de los hombros. A continuación tienes que extender completamente os brazos, siendo esta la posición de inicio de esta prueba.

A partir de ahí, deberás hacer flexiones y extensiones de brazos, computándose una cada vez que toques con la barbilla en el suelo y vuelvas a la posición de partida.

A estos efectos, debes tener en cuenta las siguientes reglas:

  • Deberás mantener siempre cabeza, hombros, espalda y piernas en prolongación.
  • Las extensiones deben realizarse siempre con ambos brazos de forma simultánea.
  • Nunca podrás apoyar en el suelo ninguna parte del cuerpo distinta de la barbilla, punta de los pies y manos.
  • Se permite un descanso durante el ejercicio, “siempre que este se realice en posición de tierra inclinada hacia delante”, según indican las bases.
  • La zona de contacto de la barbilla puede almohadillarse con un grosor no superior a seis centímetros.
  • Se permitirán dos intentos para realizar este ejercicio (que además se espaciarán para permitir la recuperación).

En cuanto a la marca mínima para superar esta prueba física, deberán realizarse al menos 18 extensiones en el caso de los hombres y 14 en el de las mujeres.

 

Pruebas físicas Guardia Civil: prueba de natación

Por último, este ejercicio de las pruebas físicas de Guardia Civil consiste en un recorrido de 50 metros a nado en piscina.

La posición de partida será de pie, al borde de la piscina. Desde esa posición, deberás lanzarte al agua y realizar el recorrido con estilo libre y sin apoyos. Dispondrás de un único intento para completarlo.

El tiempo permitido para finalizar la prueba será no superior a 70 segundos para hombres y a 75 segundos para mujeres.

 

Cómo preparar las pruebas físicas de la Guardia Civil

Aunque la dificultad de estas pruebas físicas de la Guardia Civil va a depender en gran medida de tu estado de forma física inicial, con un poco de constancia no deberías tener problema para superarlas.

En este sentido, algunas recomendaciones que puede resultarte útiles durante la preparación serían las siguientes:

  • Inicia tus entrenamientos con la antelación Como sabes, adquirir una buena forma física requiere tiempo; los resultados nunca son inmediatos. Por tanto, no caigas en el error de posponer la preparación de estas pruebas. Lo mejor es que la compagines con el estudio de las demás partes de la oposición.
  • Si hace tiempo que no haces deporte, probablemente necesites un acondicionamiento físico inicial progresivo (e incluso una revisión médica, en su caso).
  • Siempre que te sea posible, trata de contar con la supervisión de un experto o el asesoramiento de un entrenador personal, para asegurarte de conocer las reglas y formas precisas para cada ejercicio. Si tu academia te ofrece este servicio, aprovéchalo.
  • Antes de intentar mejorar tus marcas, asegúrate de realizar los ejercicios con la técnica adecuada. Además de ayudarte a conseguir mejores resultados, te servirá para prevenir lesiones y evitar errores en el examen.
  • Recuerda que el día de las pruebas debes llevar ropa deportiva y entregar un certificado médico expedido dentro de los veinte días anteriores en el que se haga constar expresamente “que el aspirante se encuentra capacitado físicamente para la realización de la prueba de aptitud física consistente en los ejercicios de: velocidad (carrera de 50 metros); resistencia muscular (carrera de 1000 metros); fuerza extensora de brazos y natación (50 metros) sin que ello suponga un riesgo para su salud”.

 

En definitiva, si te comprometes con un régimen de entrenamientos regular y bien planificado, seguro que consigues un buen resultado en las pruebas físicas de la Guardia Civil. Sin duda, el esfuerzo merecerá la pena.

powered by Typeform
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Te asesoramos gratis. Somos expertos en aprobar oposiciones
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información
  • Pide información sin compromiso en Academia MasterD
  • Por favor, escribe un número entre 10 y 90.
  • País de nacimiento
  • País de residencia