Examen Oposiciones Educación Infantil 2020

Examen educación infantil - oposiciones 2020

Si has llegado hasta aquí está claro que tu pasión es la enseñanza a niños de entre cero y seis años. Ya solo te separa un poco de estudio y un examen de ingresar en el cuerpo de funcionarios. Después formarás a las generaciones futuras desde la tranquilidad de un puesto estable. Solo tienes que descubrir en qué consiste el Examen Oposiciones Educación Infantil. ¡Sigue leyendo!

 

EMPIEZA AQUÍ

Dos obstáculos previos a tener trabajo fijo

Ya sabes que tienes que estudiar un amplio temario para poder presentarte al examen de oposiciones de Educación Infantil si quieres tener un mínimo de garantías de aprobar. Actualmente se requiere el aprendizaje de 25 temas con un contenido muy amplio.

Pero eso no es razón para venirse abajo si te focalizas en la meta. Imagínate rodeado de niños emulando a los grandes profesores de la historia, transmitiéndoles sus primeros conocimientos sobre casi todo.

Para llegar a esa fase deberás inscribirte en las pruebas cuando se convoquen, algo de lo que te iremos informando en oposiciones.es. Al igual que sucede con el temario, las preguntas pueden variar en función de la comunidad autónoma en la que compitas por una plaza.

Como ocurre con el temario, las preguntas podrían variar según la Administración autonómica que convoque las pruebas.

Lo que no cambia son las tres partes de las que podríamos decir que se compone un examen de oposiciones de Educación Infantil. Los examinadores quieren conocer tanto tus capacidades didácticas como tu sabiduría respecto a las materias incluidas en las bases de la oferta pública de empleo.

Aunque cada convocatoria para ser profesor de Infantil te obliga a trabajar su preparación en tres frentes, lo cierto es que se podrían reducir a dos a modo organizativo:

 

Prueba escrita para ser docente en Educación Infantil

Algunas instituciones públicas promueven exámenes para ser técnico en Educación Infantil con fichas tipo test. Sin embargo, tu tarea como futuro docente no será tan sencilla (o compleja, que hay opiniones para todos los gustos).

Esta parte escrita del Examen Oposiciones Educación Infantil, que es la que deciden las Comunidades Autónomas, pasará por plantearse cuestiones cuyas respuestas deberás desarrollar. En algunos casos, por ejemplo, se partirá de un supuesto práctico que los aspirantes deben solucionar.

En otros, se proponen preguntas cortas sobre distintas vertientes de la enseñanza. A través de tus respuestas se evaluarán tus conocimientos específicos de Magisterio Infantil. También se analizará tu dominio de las técnicas que hayas ido aprendiendo durante la carrera y las aptitudes pedagógicas que posees.

Al margen de la prueba en sí, pero en paralelo a ella, se te requerirá la presentación de una programación didáctica. No la llevarás escrita de casa; te tocará por sorteo y tendrás un tiempo para prepararla.

En el documento, del que depende parte de la nota, tendrás que explicar cuáles serían tus proyectos para los alumnos de una hipotética clase. No te preocupes sobre los aspectos que marcan esta redacción dado que aparecerán reflejados en la convocatoria que tengas entre manos o en aquella que estés esperando.

Es habitual que los anuncios en los que se publicita la salida a concurso de plazas de empleo públicas incluyan las características de todo el proceso. En este caso, la Administración competente dejará publicadas las características de la programación didáctica para escolares de entre cero y seis años. Así sabrás cómo de extensa debe ser o cuánto tiempo tendrás para exponerla, entre otras cuestiones que te preocuparán en un momento de nervios.

Deberás esforzarte en la redacción para que los evaluadores descubran que llevas dentro a un maestro o una maestra en potencia. Puedes elegir alguna especialidad concreta de las que se incluyen dentro de un centro educativo de infantil. Pero no te olvides de demostrar con tus palabras y tu organigrama que tienes una amplia formación y un gran dominio de los recursos pedagógicos.

 

La prueba oral para defender tu proyecto

Las oposiciones se componen también de una prueba oral para presentar tu unidad didáctica. La exposición se realizará ante un tribunal de profesores con amplia experiencia. Como candidato te tocará explicar las claves de tu proyecto. Tendrás una hora de margen para prepararlo en solitario, por lo que debes evitar el miedo escénico.

Una vez termines tu defensa, se te pedirá que respondas a todas las preguntas que los jueces crean oportunas. Para no perder la calma y coger agilidad puedes ensayar en tu casa con alguien que ejerza de examinador. No obstante, te recomendamos que busques una academia en la que puedas coger tablas para dar la réplica con rapidez en el examen de oposiciones de Educación Infantil.

En términos generales, en todas las autonomías se evalúa esta fase de examen hablado de cero a diez puntos, pero hay que obtener un mínimo de cinco para tenerla superada. Para celebrar la consecución de la tan ansiada plaza de funcionario habrá que tener todas las partes aprobadas. Si es con la nota más alta, las garantías de elegir destino serán mayores.

 

Análisis de los méritos y prácticas

No forman parte de los exámenes en sí, pero las oposiciones constan de otras dos fases que pocos pueden olvidar. En primer lugar, se impone una parte de concurso en el que se valorarán tus méritos alegados. Por ejemplo, puedes haber aportado documentos que demuestren una experiencia docente previa en un centro privado.

Si pasas las pruebas escrita y oral con nota y también se tienen en cuenta tus méritos, como tercera fase, serás nombrado funcionario en prácticas y se te adjudicará un destino donde empezar a educar. Al terminar las prácticas ya serás todo un funcionario de carrera.

 

Contar con expertos te acercará a tu objetivo laboral

Es probable que, si ya has acabado la carrera, estés acostumbrado o acostumbrada a estudiar por tu cuenta en casa o en la biblioteca. No obstante, preparar una oposición para profesorado es bastante distinto a estudiar un tema para un control de aprendizaje de la facultad. Incluso en el caso de que te examines de una materia que has tenido durante todo el curso.

Te recomendamos que busques apoyo formativo con profesores con una dilatada experiencia que te darán clase. También estarán ahí para resolver todas tus dudas sobre el examen de oposiciones de Educación Infantil.

Optar por esta estrategia será positivo para diferenciarte de la competencia y lograr mayores puntuaciones. No hay que olvidar que cuánta mejor nota saques, más probable será que tengas un puesto garantizado y que puedas elegir tu lugar de trabajo.

¿A qué esperas? Cubre el formulario que incluye este artículo y enorgullécete de estar un poco más cerca de blindar tu futuro laboral. ¡Consúltanos!

Cubre este formulario y descárgate la guía
Oposiciones Educación Infantil
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información