Examen de celador

examen oposiciones celador

Estás a punto de tomar la decisión de presentarte a unas oposiciones para el servicio de salud de tu comunidad y, si no tienes una carrera en medicina o enfermería, una buena opción puede ser convertirte en celador. Prepara el examen de celador pero antes lee un poco en qué consiste.

En un artículo sobre la profesión publicado en la revista médica y de enfermería Ocronos, la profesional María Dolores Rodríguez habla del papel de sus compañeros. Introduce su texto recordando que al principio se les llamó mozos, “posteriormente se les denomina camilleros y auxiliares sanitarios hasta alcanzar la actual nomenclatura”. Y de alguna manera, un respecto mayor como parte indispensable de la comunidad sanitaria.

“El origen del celador se remonta a los albores de siglo XIX, cuando los denominados mozos ejercían funciones que no realizaba nadie más”, María Dolores Rodríguez

Te encontrarás con pruebas variadas

No se puede hablar de un examen de celador estándar porque, como comentamos en el apartado de test, los gobiernos de las comunidades autónomas tienen la facultad de decidir cómo estructuran sus pruebas para contratar personal. Esas competencias están delegadas en las administraciones más próximas por parte del Ministerio de Sanidad desde hace muchos años.

Para tener una guía puedes contar con uno o dos ejercicios de tipo test, según el lugar en el que concurras por tu plaza de funcionario. Pero en muchas autonomías se está extendiendo la decisión de poner a prueba más ampliamente los conocimientos de los aspirantes. Como candidato o candidata que vas a ser a ese empleo de por vida y a un sueldo fijo garantizado en la administración pública, seguramente tengas que enfrentarte a la resolución de un supuesto práctico.

Además de los cuestionarios, muchos tribunales calificadores de las oposiciones plantean un supuesto práctico. En realidad son tres porque, en función de dónde estés, te darán a elegir entre tres supuestos prácticos a desarrollar por escrito. Los temas se ajustarán a las funciones correspondientes a la categoría laboral a la que concurres y estarán relacionados con las materias que has estudiado a lo largo de los 31 temas comunes y los apartados autonómicos.

El tribunal que se encargue de calificar los exámenes propondrá tres problemas para que escojas uno y le des solución por escrito.

Resolución del supuesto práctico: destaca entre el resto utilizando ejemplos

En algunas ocasiones el primer test que realizas es eliminatorio, pero si lo superas pasarás a tener que dar una solución a una situación hipotética. Es el supuesto práctico temido por muchos candidatos. Una vez estés frente a esa parte del proceso no habrá opciones para elegir la que puede ser verdadera.

El tribunal propone a los estudiantes tres experiencias con una complicación concreta en cada caso a la que hay que darle solución. Esto sucede ya en el propio centro en el que se realizan los exámenes para evitar que alguien pueda hacer trampa. Para salir airoso de este control deberás resolver el conflicto (el que selecciones de entre los tres) aplicando los conocimientos que se demandan para el puesto al que optas.

El ejercicio de desarrollo requiere de una buena presentación para que los jueces le den más nota.

Los examinadores verán así cómo aplicarías tus conocimientos teóricos ante un caso real. Deberás escribir correctamente y estructurar tu respuesta para que no haya sitio para las malas interpretaciones. Se suele valorar mucho que se pongan ejemplos reales para defender los argumentos por los que se haría una cosa y no otra. Si puedes hazte una guía antes de empezar para aclarar los conceptos que quieres exponer.

Después deberás llevar aprendido el marco teórico y los casos similares para jugar con los ejemplos y conseguir subir nota frente al resto de personas que quieren quedarse con tu plaza fija. Es importante que estudies el temario del examen de celador pero mantente actualizado sobre noticias o modificaciones que puedan ir sucediendo alrededor de la profesión. Por último, cerrarás tu supuesto con una propuesta de resolución.

“El papel del celador ante el paciente terminal es muy importante, ya que forma parte del equipo que proporciona los cuidados paliativos o de confort”, Carlos Andrés González-Pola

Pondrán a prueba tu destreza con el idioma cooficial

En el caso de que te examines en Cataluña, el País Vasco o Galicia, con toda probabilidad te harán mostrar lo que conoces de las lenguas cooficiales de las comunidades.

Sin ir más lejos en su última convocatoria el Servicio Galego de Saúde (Sergas) hizo una prueba de gallego. Podrías evitarla si tienes un documento que acredite tu nivel de gallego. En este caso sería el Celga 2 o superiores. De haber estudiado en esta autonomía siempre, en tu antiguo instituto te podrán hacer un certificado de conocimientos de Celga 4.

No temas a la fase de concurso de méritos

No es exactamente un control o un examen de celador, pero también forma parte del proceso que siguen las instituciones sanitarias para seleccionar a su personal cuando concurre tanta gente.  Si superas todas las pruebas anteriores, llegarás a un concurso de méritos en el que se valorará lo que hayas aportado. Puedes presentar artículos publicados, experiencia previa, investigación… Depende de lo que digan las reglas del proceso en cuestión.

Insistimos en que las revises muy bien cuando se publiquen en los boletines oficiales. Como aún estás a tiempo te recomendamos que busques algún curso de especialización para que puedas aportar un plus a tu currículum. Así, tendrás un expediente como opositor u opositora más brillante.

¡Aprovecha el tiempo y accede a tu nuevo empleo!

¿Has visto que no es tan difícil? Es más una cuestión de formatos que de dificultad. Ponte a repasar cuanto antes el temario del examen de celador en casa y, para reforzar tu disciplina, te recomendamos que busques una academia presencial o por internet que te guíe a lo largo de todo el proceso de preparación de estas oposiciones. Las habrá que se adapten a tu presupuesto y a tus horarios.

Si lo prefieres, nosotros te ayudamos gratuitamente a encontrar las mejores academias. Cubre el formulario y da un gran salto hacia el trabajo que realmente quieres. ¡Adelante!

EMPIEZA AQUÍ

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información