Examen de Agente de Hacienda

Examen oposiciones de agente hacienda

¿Te gustaría dedicarte profesionalmente a perseguir el fraude y garantizar el cobro de los impuestos? Las oposiciones para la Agencia Tributaria son tu gran oportunidad para conseguirlo. Descubre cómo es el examen de Agente de Hacienda para así poder prepararlo mejor.

“Toda sociedad que destruye el tejido de su Estado (mantenido con los impuestos y los servicios públicos de todos) no tarda en desintegrarse en el polvo y las cenizas de la individualidad” Tony Judt

EMPIEZA AQUÍ

Una prueba de desarrollo por escrito

Si te has propuesto superar las oposiciones de agente de Hacienda tendrás que aprobar dos ejercicios. Además del habitual cuestionario de tipo test que se encuentran los aspirantes a muchos de estos procesos, habrá un examen de desarrollo para comprobar bien los conocimientos adquiridos.

En la anterior convocatoria Hacienda planteó un supuesto teórico práctico al que los aspirantes tuvieron que contestar por escrito. El tema sugerido suele variar cada vez que se publicita una bolsa de trabajo para la administración.

A modo orientativo, si estás decidido o decidida a luchar por ese trabajo estable debes saber que el último proceso de contratación pública el examen de agente de Hacienda consistió en el desarrollo del tema sobre la “Organización de la Hacienda Pública y el Derecho Tributario”, que aparece incluido en el temario.

En otras ocasiones el Tribunal examinador preguntó por la inspección y gestión tributaria o por la recaudación tributaria para comprobar el aprendizaje de los candidatos a las plazas disponibles.

El objetivo de los examinadores al imponer este tipo de pruebas más parecidas a las que resolvías en el colegio, el instituto o, incluso, la universidad, es “evaluar el conocimiento de los aspirantes manifestado en sus respuestas a las cuestiones planteadas, valorando su grado de corrección, adecuación, integridad y precisión”.

Así se recogía en las bases de la última convocatoria de la Agencia Tributaria,  en la que también se explicaba que querían ver una “exposición apropiada y correctamente estructurada y contextualizada”.

 

Dos horas y media de plazo

Cuando seas aspirante, si pasas el test con la calificación de “apto”, tendrás que escribir este examen de agente de Hacienda de modo que todos los componentes del Tribunal que se encarga de examinar lo entiendan. Entre los requisitos necesarios para llegar a la corrección está el hecho de no utilizar abreviaturas y también evitar signos que no son habituales en el lenguaje escrito.

El plazo máximo que se da para completar esta prueba es de dos horas y media. Se pueden obtener de 0 a 60 puntos, siendo el mínimo para aprobar y llegar a la fase de concurso y valoración de méritos los 30 puntos. Los ejercicios cambian un poco si quien se examina es un trabajador en activo de la institución que busca un ascenso interno. Aquí puedes ver cómo fueron las fases del último proceso a nivel general.

La valoración de los méritos, otro paso importante

A pesar de la dureza de este obstáculo debes confiar en tus posibilidades para conseguir un puesto de trabajo vitalicio. Si has interiorizado correctamente los contenidos del temario serás capaz de saltar por encima de ese examen de agente de Hacienda sin despeinarte y llegar a la fase de concurso en la que se valorarán los méritos que aportes.

Como es lógico, las exigencias no son las mismas para aquellas personas que ya trabajan para la Agencia Tributaria que para las que son completamente ajenas a la entidad, más allá de estar al día en el pago de sus impuestos.

Es algo complejo explicar las diferencias pero estas vienen incluidas en las bases de procesos anteriores. Por ejemplo, en el caso de los funcionarios se puntúan la antigüedad, el grado de personal consolidado y el trabajo que hayan hecho en sus destinos. Para el personal laboral se valora la antigüedad y la categoría profesional. Por tanto, tienen mayores facilidades para aprobar aquellas personas que ya han tenido algún tipo de relación con Hacienda.

Pero no te vengas abajo porque una buena nota en la fase de oposición puede darle un vuelco a todo. Lo que debes tener en cuenta es que en la última convocatoria entre los requisitos para participar estaba el haber trabajado con anterioridad en alguna de las demás instituciones del Estado.

“Finalizada la fase de oposición, los aspirantes que la hubieran superado dispondrán de un plazo de veinte días hábiles, contados a partir del día siguiente al de publicación de las listas de aprobados de la fase de oposición, para presentar ante el órgano convocante una certificación expedida por los servicios de personal de los Ministerios u Organismos donde presten o, en su caso, hayan prestado sus servicios”, destacan las bases. En ellos deberían hacer constar sus méritos para que estos fueran valorados.

Cubre este formulario y descárgate la guía

Inscríbete en una academia para estar al día de todo

Puedes empezar a estudiar ya aunque no haya una convocatoria en marcha porque suelen salir de forma periódica. Pero para estar al día de todos los requisitos, los tipos de exámenes o las posibles diferencias con respecto a otros años lo más adecuado es que te apuntes a una academia.

Tanto los centros formativos físicos como los que imparten los estudios por internet son igualmente válidos para apoyarte en este camino que vas a emprender.

El equipo docente te ayudará con las dudas, te dará clases sobre los temas más importantes y te recomendará sistemas de memorización que te permitan hacer un examen de desarrollo fácilmente. Si te decantas por la segunda opción, tendrás la ventaja de que estudiarás con un plan más adaptado a tus necesidades. Tendrás tutor personal y podrás ponerte tus horarios y marcarte tus ritmos. Pero te advertirán de cualquier novedad.

Persigue lo que te mereces con ayuda profesional

¡Si no te importan unos poquitos obstáculos este es tu momento! Llevarás años dándole vueltas a la idea de tener una plaza estable como funcionario o funcionaria para no tener que preocuparte por las idas y venidas del mercado laboral.

Superar el examen de agente de Hacienda puede ayudarte a pasar de los sueños a la realidad. En el caso de que trabajes para otra institución pública, enseguida notarás los beneficios.

Prepara de una vez por todas las oposiciones de Hacienda para trabajar inspeccionando y gestionando las tributaciones. Si necesitas ayuda para encontrar una buena academia, nos tienes a tu lado.

Solo necesitas cubrir el formulario que hay más abajo. ¡Ve a por el trabajo y el sueldo fijos que te mereces!

¡Las Oposiciones Agente Hacienda ya son tuyas!
Cubre este formulario y empezaremos a ayudarte
  • Por favor, escribe un número entre 18 y 90.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información