Técnicas de subrayado para preparar oposiciones

Técnicas-de-subrayado-oposiciones

¿Has comenzado a preparar oposiciones? Si ya te has hecho con el temario y los materiales didácticos que precisas, deberás conocer las técnicas de subrayado. Te damos una serie de detalles sobre una de las tareas más utilizadas a la hora de ponerse a preparar tus pruebas. Toma tu rotulador y un papel. Lo entenderás mejor ¿Empezamos?

Subrayar es una tarea de estudio activa que permite la asimilación de conceptos, la memorización y el repaso posterior de lo estudio

¿Has decidido preparar unas oposiciones? ¡Ahora toca informarse bien!
Cubre nuestro formulario y te guiaremos.

¡Déjanos echarte una mano!

Técnicas de estudio: ¿sabes subrayar?

Los objetivos fundamentales del subrayado son apoyar la fase de lectura analítica y servir como base para realizar la síntesis. Y eso cuando nos empezamos a enfrentar al temario de una oposición es especialmente importante.

Ante todo, debemos tener claro que cuando subrayamos un texto de estudio que queremos memorizar, queremos poner de relieve o destacar determinados datos o conceptos que consideramos que deben ser tenidos en cuenta para ser asimilados. No debemos pasarnos, pero tampoco quedarnos cortos.

Técnicas de subrayado: las claves

Aunque hay distintas técnicas de estudio que además varían con cada oposición, evidentemente, cada estudiante tiene la suya propia. Hay una serie de recomendaciones para un subrayado de nuestros textos nos sea útil y nos facilite la tarea de síntesis y de memorización.

 

Lectura inicial del texto

Solo podremos empezar a subrayar una vez que hayamos leído el texto por primera vez. Frecuentemente se comete el error de empezar a subrayar al mismo tiempo que se lee. Primero es necesario encontrar el concepto que nos interesa y destacarlo.

Subrayar palabras, no frases enteras

Queremos resaltar palabras clave o ideas. Buscamos conseguir una estructura y una jerarquía de conceptos. El subrayado indiscriminado solo conseguirá embarullar nuestra labor y complicar la labor de síntesis. De hecho, las líneas subrayadas no deben superar nunca la cuarta parte del texto.

Subrayado en colores

Es el sistema que usa la gran mayoría de estudiantes. Lo idóneo es utilizar dos colores completamente diferentes (amarillo y verde, por ejemplo). Uno de ellos, destacará las ideas principales y otro lo destinaremos a conceptos secundarios. En ocasiones, puede destinarse otros colores diferentes por ejemplo para las fechas o nombres.

Elección de las palabras: sustantivos

Es importante que la gran mayoría de palabras subrayadas sean sustantivos. Preferiblemente más del 80%. El otro 20% pueden ser adjetivos o verbos. El resto de categorías gramaticales casi nunca se subrayan porque tienen menor importancia en el contenido de nuestro texto.

Unificar criterios

Es fundamental que si estás empezando a subrayar el temario de tu oposición utilices siempre los mismos colores para los mismos conceptos. La mezcla de distintos tonos conduce a la confusión y, en definitiva, a una pérdida de tiempo.  Una vez elegidos los colores, guíate por un código de colores que deberás tener a mano y evitarás confusiones.

Subrayado aleatorio o con símbolos

Es un patrón diferente que puede ser un complemento del anterior o más personalizado. Se emplearán símbolos como interrogantes, asteriscos, líneas o doble subrayado para destacar ideas. En ocasiones, también puedes utilizar varios colores aleatoriamente, sin seguir un orden determinado, de manera que, un tema puede estar subrayado en verde, naranja y amarillo y otro en azul y rosa.

Revisión del texto

Es fundamental que una vez que hayamos concluido el subrayado, revises el texto y vuelvas a leerlo. Asegúrate de que has destacado las palabras correctas. Siempre estas a tiempo de rectificar o corregir.

El subrayado favorece la lectura crítica, al centrarla sobre los puntos de interés y no sobre los detalles

Guía ¿Qué necesito saber para superar mis oposiciones?¿Qué necesito saber para superar mis oposiciones?

¡Descúbrelo descargando nuestra guía gratuita!

El sumillado: notas al margen

Además de las típicas anotaciones al margen en forma de palabra clave o conceptos habituales. Entre las técnicas de subrayado y trabajo con los apuntas, se utiliza con frecuencia el sumillado o pequeño resumen que nos permitirá repasar y recordar los aspectos más importantes sobre el tema con el que estamos trabajando.

Un subrayado adecuado te servirá para transformar el acto de la lectura de pasivo en activo y te implicará más directamente en la comprensión y transformación del texto original.

Todas estas claves pueden serte de utilidad para trabajar en el día a día con los contenidos de tu oposición. Deberás tener claro que tu temario es el eje de tu trabajo y una adecuada técnica de estudio te facilitará tu labor. No obstante, piensa que el subrayado es solo un medio, que te permitirá recordar las ideas y, por medio de la lógica y la memoria asumirás los contenidos.

¿Estás listo? ¡Pues ponte a trabajar! En Oposiciones.es podemos asesorarte sobre los recursos, materiales o centros formativos que te interesen para afrontar tu oposición. No te quedes con dudas. Echa un vistazo a nuestra web y si lo deseas, consulta con nosotros y te informaremos sin compromiso ¡Te esperamos!

¡Es el momento de ponerse manos a la obra con tus oposiciones!
¿Quieres que te informemos sin compromiso?
  • Por favor, escribe un número entre 18 y 90.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información