Cuáles son las oposiciones más difíciles 

cuales son las oposiciones mas dificiles

¿Sabes cuáles son las oposiciones más difíciles en nuestro país? Aunque aprobar cualquier oposición requiere una buena dosis de esfuerzo y constancia, hay algunas que destacan por encima del resto. En este artículo te contamos todos los detalles.

¿Cómo saber cuáles son las oposiciones más difíciles?

Lo primero que debemos aclarar es qué factores vamos a tener en cuenta para determinar cuáles son las oposiciones más difíciles. Aunque el grado de dificultad de un proceso selectivo puede ser en parte subjetivo, intentaremos guiarnos por criterios principalmente objetivos, como pueden ser los siguientes:

  • El grupo funcionarial, que está conectado a muchos de los otros factores de dificultad que veremos a continuación (titulación, temario, exámenes, etc.). Por tanto, con carácter general, podemos decir que las oposiciones del grupo A1 son más difíciles que el resto.
  • Titulación de acceso. Las oposiciones que exigen disponer del título de Grado suelen tener una dificultad más elevada. No obstante, puede haber excepciones. Además, dentro de todas las que exigen título universitario, las diferencias de dificultad pueden ser muy grandes.
  • Programa, tanto por el número y extensión de los temas como por la dificultad de la materia.
  • Estructura del proceso selectivo. Las oposiciones más difíciles tienen un mayor número de pruebas y, casi siempre, incluyen una gran variedad de tipos de examen, con un destacado papel para los exámenes orales.
  • Número de plazas, competencia y nivel de exigencia. En general, en las oposiciones más difíciles suele haber pocas plazas y una competencia notable. De todos modos, en ciertas oposiciones dificilísimas, muchas veces la competencia entre opositores queda en un segundo plano, aprobando menos aspirantes que el número de plazas disponibles. Se trata, por tanto, de lograr alcanzar el alto nivel que exige el tribunal de la oposición, más que de competir con otros candidatos.
  • Frecuencia de convocatorias. En ocasiones, la poca regularidad en las convocatorias suma un factor de dificultad adicional a ciertas oposiciones ya de por sí complicadas.
  • Tiempo de preparación. Sin duda, este es el factor más variable y, quizás, subjetivo. De todos modos, y a nivel estadístico, pueden hacerse algunas generalizaciones. Por ejemplo, en las oposiciones que clasificamos como más difíciles en el apartado siguiente, el tiempo de estudio, de media, puede situarse en unos 5 o 6 años (o incluso más).

¿Cuáles son las oposiciones más difíciles en España?

Aunque pueda haber diversidad de opiniones, hay al menos tres casos en los que todo el mundo piensa cuando se pregunta cuáles son las oposiciones más difíciles en nuestro país:

  • Registro de la Propiedad. Las oposiciones a Registrador son, sin duda, de las más difíciles que existen en España. El temario abarca 372 temas, que deben ser memorizados con un nivel de exigencia extraordinario. De lo contrario, es imposible realizar un buen papel en los dos exámenes orales con los que comienza el proceso selectivo. A estos exámenes se suman dos ejercicios más, de carácter práctico, a resolver por escrito. Como decíamos en el apartado anterior, la competencia entre aspirantes no es demasiado relevante en esta oposición, ya que suelen aprobar menos candidatos que plazas hay disponibles.
  • Notarías. En un nivel muy similar de dificultad nos encontramos con este otro clásico de las oposiciones “duras”. De hecho, se trata de una oposición muy parecida, también con un programa alrededor de los 370 temas y con una estructura similar: dos exámenes orales y dos ejercicios prácticos por escrito. El nivel de exigencia, de nuevo, es también extraordinario.
  • Abogacía del Estado. La extensión del programa de esta oposición es la mayor de todas, con 465 temas de Derecho Civil, Hipotecario, Procesal, Mercantil, Laboral, Constitucional, Administrativo, Financiero y Tributario, Internacional y Penal. El proceso selectivo consta de cinco ejercicios, siendo los dos primeros orales y los dos últimos de carácter práctico. El tercer ejercicio evalúa el conocimiento de idiomas.

Además de estos tres casos, existen otras oposiciones que también presentan un altísimo nivel de dificultad, aunque menor a las anteriores. Nos estamos refiriendo a casos como los de Jueces y Fiscales, Inspectores de Hacienda o de Trabajo, etc.

En todo caso, podemos decir que todas las oposiciones del grupo A1 (e incluso las de grupos inferiores) son difíciles de superar, como ya puedes imaginarte.

Cuáles son las oposiciones más difíciles de las CC.AA.

En el caso de las Comunidades Autónomas, también existen oposiciones de gran dificultad. No obstante, en estos casos es más difícil generalizar, ya que los tipos de plazas son diferentes y hay un nivel muy variable de competencia.

De todos modos, oposiciones como las de Letrados y demás cuerpos superiores de la administración autonómica pueden considerarse como muy difíciles en todas las comunidades.

En definitiva, la respuesta a la pregunta de cuáles son las oposiciones más difíciles admite muchas variantes. Sin duda, hay algunas que destacan por encima de las demás, pero hay muchas otras en las que el nivel de dificultad va a depender de las capacidades, preferencias y vocación de cada persona. ¿Cuáles crees tú que son las más complicadas?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Solicitar información gratuita:
Oposiciones Policía Nacional Escala Ejecutiva

Academia Oposiciones MasterD
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información
  • Vas a solicitar información en:
  • Por favor, escribe un número entre 10 y 90.
  • País de nacimiento
  • País de residencia